Punto de equilibrio: qué es y cómo calcularlo

¿Qué es el punto de equilibrio de una empresa?

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

El punto de equilibrio es establecido a través de un cálculo que sirve para definir el momento en que los ingresos de una empresa cubren sus gastos fijos y variables, esto es, cuando logras vender lo mismo que gastas, no ganas ni pierdes, has alcanzado el punto de equilibrio.

Siendo así, calcular el punto de equilibrio es fundamental para las empresas evaluar su rentabilidad, ya que de esta forma es posible saber cuánto necesitan vender para generar lucro. Conocer este valor, incluso antes de empezar un nuevo proyecto, permite saber qué tan interesante es financieramente tu idea de negocio. Hacer el cálculo también ayuda a saber cuánto tiempo, aproximadamente, necesitará tu negocio para empezar a obtener beneficios. Es decir, es una etapa fundamental para cualquier plan de negocios.

Pensando en periodos más difíciles, como la pandemia de Coronavirus, por ejemplo, con la ayuda del punto de equilibrio es posible crear una política de contingencia y, de esta manera, reducir sorpresas desagradables en el medio del camino.

A continuación explicamos para qué sirve el punto de equilibrio.

¿Para qué sirve el punto de equilibrio?

Principalmente para evaluar la rentabilidad de un negocio, es decir, con el punto de equilibrio calculado tu empresa sabe cuánto necesita vender para generar ganancias. Pero, calcular el punto de equilibrio también funciona para confirmar si tu idea de negocio es buena o no, en términos financieros.

Como ya dijimos, otro punto muy importante sobre este cálculo es que a través de él tu empresa tendrá la base de un plan de contingencia en caso de que se presenten temporadas bajas. Gracias al punto de equilibrio, es posible que las sorpresas negativas se disminuyan o sean enfrentadas con mayor rapidez y eficacia.

Y por último, pero no menos importante: con el punto de equilibrio establecido es más fácil observar el crecimiento de tu empresa a lo largo del tiempo y hacer ajustes en tus planes.

Abajo te mostramos cómo calcular el punto de equilibrio de tu empresa.

¿Cómo calcular el punto de equilibrio?

Calcular el punto de equilibrio es simple y hay dos maneras de hacer el cálculo: en unidades o en valor.

La primera fórmula permite saber cuántas unidades tienes que vender para encontrar el punto de equilibrio y qué monto deberás ingresar para alcanzarlo, respectivamente.

Punto de equilibrio en unidades:

PE = Costos Fijos / (Precio de Venta – Costo de venta)

Es decir, se divide el costo fijo por la diferencia entre el precio unitario y el costo variable unitario. A la diferencia entre el precio de venta y el costo variable unitario se le conoce como Margen de Contribución.

Ejemplo: El producto cuesta el valor de $ 50, mi costo variable unitario es de $ 25 y mis costos fijos suman $ 12.500. Se hace el siguiente cálculo:

Punto de Equilibrio = 12.500 / (50 – 25) = 500

El punto de equilibrio es 500, esto es, se deben vender 500 unidades para obtener el punto de equilibrio.

Punto de equilibrio en valor:

PE = Costos Fijos / (1- Costo de venta / Precio de venta)

PE = 25000 / (1- 250/1250)

PE = 25000 / (1- 0.2)

PE = 25000 / 0.8

PE = $31.250

La fórmula anterior indica que para alcanzar el punto de equilibrio la empresa deberá vender un monto de $31.250. Si multiplicamos 25 unidades por el precio de venta llegaremos al mismo número.

 

Salesforce te ayuda a vender más

¿Todavía tienes dudas sobre cómo vender más y mejor? Calcular el punto de equilibrio ayuda a entender cuánto tu empresa tiene que vender para que no tengas pérdidas, pero Salesforce es quien te ayudará a vender más y organizar mejor tu equipo de ventas y contactos de clientes.

¡Conoce el Service Cloud y el CRM de Salesforce y empieza hoy mismo a vender más!