Independientemente de si su empresa es nueva y de si aún no tiene las conexiones ni los medios financieros para recurrir a otras formas de comercialización, o si su equipo de ventas quiere asegurarse de que se agotan todos los clientes potenciales, las llamadas no solicitadas representan un método instantáneo para encontrar nuevos candidatos.

Aunque no siempre se ha considerado el método más eficaz, las llamadas no solicitadas ocupan un lugar importante en el arsenal de cualquier vendedor. En su sentido más puro, una llamada no solicitada es fría: no solo es la llamada inicial de una cadena, sino una llamada que se realiza de la nada. Conforme aumenta la prevalencia de las ventas a través de redes sociales, esta es una distinción importante que hay que puntualizar. Sin embargo, las redes sociales también pueden influir de manera positiva sobre las "verdaderas" llamadas no solicitadas debido a unos conocimientos mayores que nunca sobre los clientes potenciales.

 

Incluso un cliente potencial con un buen perfil para su producto o servicio no será necesariamente receptivo, razón por la cual se ha puesto en entredicho la eficacia de las llamadas no solicitadas.

Hacer una llamada no solicitada eficaz es complicado, debido a la variedad de respuestas posibles de su cliente potencial. Muchas veces, el receptor simplemente cuelga y, en el peor de los casos, el agente puede incluso recibir algún insulto. Además, el atractivo de las llamadas no solicitadas está disminuyendo en comparación con tipos más modernos de búsqueda de clientes, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Redes sociales (Facebook, Twitter y LinkedIn)
  • Mensajería de texto
  • Boca a boca de clientes actuales
  • Seminarios web y grupos de trabajo en red

Incluso el envío de correos electrónicos "no solicitados", que requiere una inversión de tiempo mucho menor por parte del cliente potencial, tiende a ser el método preferido por los vendedores, incluso si no ha demostrado ser más eficaz a la hora de generar candidatos.

Los debates sobre la eficacia de estas llamadas no son nada nuevo. Sin embargo, en los últimos años, una serie de analistas de mercado, y una ola de cobertura negativa en las publicaciones comerciales, han puesto en tela de juicio su propósito. ¿Quién tiene la razón?

En una primera instancia, las llamadas no solicitadas no parecen ser el camino más prometedor para llegar a los responsables de la toma de decisiones. Un estudio llevado a cabo por Leap Job reveló que solo el 2 % de estas llamadas derivan en una cita, mientras que en el análisis de Ovation Sales Group se observó que un vendedor promedio necesita trabajar con los clientes potenciales seis horas y cuarto para concertar una cita.

Las investigaciones de LinkedIn revelaron que menos del 2 % de las llamadas no solicitadas derivaban en una reunión, mientras que un estudio de Research by Baylor University apuntó que solo se concertaba una cita o derivación por cada 209 llamadas realizadas. Cuando pensamos en cómo solo unas pocas de estas citas realmente se convierten en acuerdos, parecen aún más ineficaces.

Pero ¿cuánto se debe a una mala técnica? y ¿por qué un número de directores de ventas siguen insistiendo en que esta técnica telefónica es favorable? Si bien es cierto que los métodos como "correos electrónicos no solicitados" son mucho más rápidos y ofrecen una mayor capacidad de ampliación que estas llamadas, existen razones a favor de las interacciones humanas en comparación con las interacciones online.

  • En primer lugar, una encuesta telefónica respondida le proporcionará información inmediata acerca de si vale la pena seguir trabajando con un cliente potencial o no.
  • En segundo lugar, es fácil ignorar los correos electrónicos, se envían a la bandeja de spam o se filtran de cualquier otra forma (o bien, si se abren, se ignoran debido a una sensación de "correo electrónico masivo").
  • En tercer lugar, es importante recordar que mientras que los jóvenes profesionales de ventas tienden a favorecer las interacciones digitales, los responsables de la toma de decisiones mayores y con más experiencia podrían perfectamente estar más predispuestos a emplear una interacción telefónica.
 
Descubra por qué la búsqueda de clientes potenciales puede ayudarle a optimizar el proceso de ventas.
 
Antes de tener una oportunidad de hacer una llamada no solicitada eficaz, necesita seguir un método muy premeditado. Pensar cuidadosamente acerca de los factores "cuándo" y "quién" puede aumentar significativamente sus posibilidades de éxito. Posteriormente, necesitará saber cómo gestionar y realizar un seguimiento de la llamada.

Normalmente, la gente con la que desea contactar, aquellos con poder de influencia y de toma de decisiones, son las personas más activas dentro de una organización, lo que significa que necesita pensar cuidadosamente la mejor hora para llamar. No estarán disponibles de 9:00 a 17:00. Tienen mucho que hacer durante el día como para contestar llamadas de números desconocidos, y cuentan con el respaldo de sus asistentes y de los miembros del equipo de menor rango. Si desea contactar con estas personas, las mejores horas para llamar son a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

Cuando sea posible, evite los lunes, es cuando las personas están organizando el trabajo de la semana, y los viernes, cuando están terminando para comenzar el fin de semana. A mediados de la semana, su persona objetivo ya habrá abordado las cuestiones más urgentes de la semana y será menos propensa a percibir su llamada como una distracción. También debe pensar en el momento adecuado para llamar. Los miembros experimentados de una plantilla tienden a llegar más temprano por la mañana, por lo que se recomienda llamar antes de las 9:00 para tener una mayor oportunidad de llegar a ellos. También puede llamar entre las 17:00 y las 19:00, cuando la gente ya ha solucionado el trabajo del día y tiene más tiempo para charlar.

Una vez que haya determinado el momento adecuado para llamar, plantee un número objetivo de llamadas por semana y programe una ventana de tiempo para hacerlas. Esto le ayudará a marcar un ritmo. Cuando su cliente potencial descuelgue el teléfono, podría preguntarle, "¿es este un buen momento para llamar?". Si no es así, programe otro momento en que sí lo sea.
Aunque las ventas siempre se basarán en cierto modo en las cifras obtenidas, puede aumentar sus posibilidades asegurándose de que está hablando con la persona adecuada, es decir, alguien para quien su solución es significativa y que tiene la capacidad para hacer una compra o  vender su solución dentro de su organización. Tenga en cuenta que, mientras que estas personas pueden no ser siempre los responsables de las tomas de decisiones finales dentro de la organización, podrían ser igual de útiles y  más fáciles de contactar (LinkedIn es un buen lugar para determinar quiénes son estas personas ). Es mejor pasar diez minutos asegurándose de que está hablando con la persona adecuada que vender su producto a la persona incorrecta.
Las ventas no consisten en vender productos, sino en vender soluciones a los problemas de sus clientes. Esto se aplica de igual modo tanto a las llamadas telefónicas no solicitadas como a cualquier otro tipo de técnica de ventas. Investigue a sus clientes potenciales y reflexione sobre cómo puede presentar su producto de manera que resulte atractivo para ellos. También es posible que desee utilizar un guion para mantener una conversación concisa y sin desviarse; si no está seguro de por dónde debe empezar, simplemente tome un esquema básico  y adáptelo a sus necesidades. Asegúrese de tener siempre un motivo para llamar y una visión del negocio de su cliente potencial; por ejemplo, puede elegir o adaptar una oferta existente.
Como vendedor, sabrá que la mayoría de las ventas no ocurren después de la primera, la segunda o, incluso, la tercera llamada. Sea persistente (con educación) y no pierda el contacto: se sorprenderá del número de personas que no siguen estas recomendaciones. No siempre puede obtener la reunión exhaustiva que desea, pero al menos debe aspirar a conseguir una derivación a otra persona (y cuando se ponga en contacto con ella, dispondrá de una credibilidad que el dinero no podrá comprar).
La naturaleza de la llamada no solicitada significa que incluso los vendedores mejor cualificados nunca van a tener una tasa de éxito del 100 %; sin embargo, si ve que tiene una racha de "mala suerte", observe con mayor atención y asegúrese de que no hay nada que podría estar haciendo mejor. Esta guía sobre los errores comunes de las llamadas telefónicas no solicitadas  debe ayudarle a identificar posibles puntos débiles.
Las mediciones son los elementos clave para las llamadas no solicitadas, al igual que para cualquier otra área de ventas. Supervise el canal de conversión de las llamadas no solicitadas para ver cómo lo está haciendo.
 
Nuestra solución de puntuación de éxito empresarial le dirá lo que está haciendo bien, comparará su empresa con la mejor de su clase y le dará consejos para mejorar.
 

No es de extrañar que muchos profesionales de ventas teman la idea de hacer llamadas no solicitadas: después de todo, está retrasando el día de alguien a fin de obtener algo que usted necesita. Pero, como con casi todas las demás técnicas de búsqueda de clientes, la ejecución de la técnica marca la diferencia entre el rechazo y el éxito.

Si piensa detenidamente acerca de su enfoque y se prepara bien, puede convertir las llamadas telefónicas no solicitadas en una valiosa herramienta. Puede que oiga un "no" con mayor frecuencia que un "sí", pero, si gestiona bien la situación, la oportunidad para cerrar grandes acuerdos está ahí. Esto es especialmente cierto si hace uso de las redes sociales para investigar a su cliente potencial tan a fondo como sea posible antes de realizar la llamada.

Es más: ¿se ha preguntado alguna vez cómo algunos profesionales de ventas son capaces de superar las cuotas y mantener altas tasas de éxito, aun cuando aquellos a su alrededor siguen teniendo que esforzarse para lograrlo? Normalmente esto se debe, al menos en parte, a una técnica de llamada telefónica no solicitada perfeccionada. Existe todo un mundo de consejos para llamadas telefónicas no solicitadas para mejorar su técnica. ¿Por qué no estudia cuánto podría mejorar su porcentaje de éxito?