Vivimos en un mundo hiperconectado y cada interacción digital (desde una llamada telefónica para comprar algo hasta la visualización de una página web) agrega una interminable embestida de datos. Con la aparición de la Internet de las cosas (IoT), los objetos inanimados, así como los autos, refrigeradores y las ropas, generan datos adicionales millones de veces al día.

Todos estos datos se pueden usar para incrementar las ventas, afinar el marketing y brindar el servicio inmediato y personalizado que desean los clientes de hoy. Pero, ¿cómo puede su negocio convertir un océano sin fondo de datos en un flujo continuo de entendimiento necesario para satisfacer esas expectativas? La respuesta es la Inteligencia Artificial (IA).

Obtenga más información con nuestra visita guiada interactiva.

Inteligencia artificial es el concepto para máquinas que “piensan como seres humanos”; en otras palabras, que realizan tareas como: razonar , planificar , aprender y entender el lenguaje . Nadie espera que en la actualidad, o en un futuro cercano, una tecnología pueda igualar la inteligencia humana, pero la IA tiene grandes implicaciones en la forma en que vivimos nuestras vidas. El cerebro de la inteligencia artificial es una tecnología llamada aprendizaje automático, que está diseñada para hacer nuestro trabajo más fácil y productivo.

Muchas cosas se han alineado para hacer de esta una emocionante ocasión para los avances en la IA.

  • El poder del procesamiento ha mejorado de una manera impresionante: ha habido un aumento multiplicado por trillones en el rendimiento a lo largo de los últimos 60 años;
  • El costo del procesamiento de datos se ha vuelto más asequible;
  • Hay más datos que necesitan analizarse puesto que los negocios captan más señales a partir de las interacciones de los clientes;
  • La IA ya ha mejorado significativamente las aplicaciones de clientes: ahora estos esperan que las compañías proporcionen las mismas mejoras en todas sus experiencias.

Sí, prácticamente todas las personas que tienen una computadora, un teléfono inteligente u otro dispositivo inteligente ya usan la IA para facilitar sus vidas. Algunos ejemplos de Inteligencia Artificial que están insertados en nuestras vidas son:

  • Siri y Cortana actúan como asistentes personales usando el procesamiento de voz;
  • Facebook recomienda etiquetas de fotos mediante el reconocimiento de imagen;
  • Amazon recomienda productos a través de algoritmos de aprendizaje automático;
  • Waze sugiere rutas de manejo mejores usando una combinación de modelos predictivos, la pronosticación y las técnicas de optimización.

La IA ya está transformando las expectativas de sus clientes. Piense en el cliente que utiliza apps como Uber, Google y Amazon. Si entra a una tienda departamental para comprar un traje, ¿qué se necesita para brindarle el mismo nivel de servicio al que se ha acostumbrado?

Los minoristas deberían saber quién es ese cliente y por qué ha comprado algo en línea. Deberían saber su talla y preferencias con base en su historial de compras. Además, deberían poder sugerir el par de zapatos perfecto para combinar con cualquier traje que elija.

El mismo principio se aplica en todos los tipos de negocios. Los clientes saben que usted tiene sus datos, saben todo lo que usted puede hacer con eso, asimismo, esperan que usted use los datos para ofrecer una participación rápida, inteligente y personalizada en cada una de las interacciones.

 

Piense en la IA como un iceberg. Lo que usted ve como usuario solo es la punta; sin embargo, debajo de la superficie acecha un gigantesco sistema de soporte de científicos e ingenieros de datos, cantidades masivas de datos, extracción de labor intensiva y preparación de esos datos, así como una enorme infraestructura de tecnología.

Se requiere un equipo especializado de científicos de datos y desarrolladores para acceder a los datos correctos, preparar los datos, construir los modelos correctos y luego integrar las predicciones de vuelta al usuario final, así  como CRM.

Hemos diseñado Einstein de Salesforce para que todos esos retos no sean suyos, sino nuestros. Eso significa que ahora todos pueden usar la IA para trabajar de manera más inteligente en su CRM.

Llevar a la práctica un proyecto de IA puede ser una experiencia larga y dolorosa. El primer paso es enmarcar el problema del negocio; Luego, se debe determinar los datos disponibles para resolver el problema; Después, hay que asignar recursos e infraestructura significativos para atacarlo.

Lo atractivo de Einstein es que toda la tecnología de IA que necesita está integrada justo dentro de sus aplicaciones de CRM. Usted obtiene los mismos resultados que obtendría con su propio equipo de IA, pero sin complicaciones.

Otra forma de plantear esta pregunta es: “¿Qué puede ofrecerme la IA que yo no tenga todavía?”. Tres de los productos más valiosos y usados son la calificación predictiva, el pronóstico y las recomendaciones.

Calificación predictiva: Cuando Einstein le da una calificación, también le da una perspectiva de cómo se obtuvo. Por ejemplo, la calificación de prospecto predictiva le da a cada líder de ventas una calificación que representa la probabilidad de que dicho prospecto se convierta en una oportunidad. También obtiene las razones detrás de la calificación, por ejemplo, la fuente del prospecto, la industria o algún otro factor son indicadores especialmente fuertes para considerar si un prospecto será, o no, una oportunidad.

Pronóstico: Las capacidades predictivas de la IA no se limitan a la calificación, también se pueden usar para predecir el valor futuro de algo, como una cartera de acciones o una inversión en bienes raíces. Si usted es un gerente de ventas, la IA puede predecir sus registros trimestrales e informarle con anticipación si su equipo está avanzando, o no, para cumplir su meta.

Recomendaciones: Cualquier persona que compra en línea sabe que la IA hace sugerencias para compras minoristas, pero también puede hacer recomendaciones inteligentes para cualquier otra categoría de productos o servicios, desde software para negocios, hasta asesoría tributaria y contenedores de carga. Además, la IA también puede recomendar otras cosas además de productos: por ejemplo, qué documentación técnica debe enviarle por correo electrónico a un prospecto para optimizar la oportunidad de cerrar un trato.

Hasta ahora, la IA era tan compleja y costosa que solo algunas personas podían usarla de una manera realmente significativa. Einstein de Salesforce cambia esto para siempre. Hoy en día, una de las ventajas de la IA es que cualquier persona, en cualquier organización, puede usarla fácilmente para analizar sus datos, predecir y planear los siguientes pasos y automatizar sus tareas y decisiones. Con la IA integral de Einstein para CRM, su empresa puede:

  • Ventas: Anticipar las próximas oportunidades y superar las expectativas del cliente averiguando lo que necesita incluso antes de que él mismo lo sepa.
  • Servicio: Ofrecer un servicio proactivo anticipando los casos y resolviendo pequeños problemas antes de que se vuelvan verdaderos problemas.
  • Marketing: Crear recorridos predictivos y personalizar las experiencias del cliente como nunca antes.
  • TI: Integrar inteligencia en cualquier lugar y crear aplicaciones más inteligentes para empleados y clientes
Si cuenta con científicos de datos en la oficina, Einstein les brinda tecnología de punta de IA que les ayuda a ser aún más productivos. Si no cuenta con sus propios científicos de datos, tampoco hay problema. Einstein ha revolucionado la IA sacándola del laboratorio y haciéndola fácil para que cualquiera la use en su CRM. Contamos con los científicos de datos líderes del mundo trabajando con nosotros: eso significa que están trabajando para usted.

No mientras estemos cerca. La IA lo hará más productivo y valioso que nunca. Usted podrá analizar información instantáneamente y con profundidad, anticipar las necesidades del cliente y automatizar tareas manuales repetitivas como el ingreso de datos.

De hecho, un estudio de Narrative Science descubrió que 80 % de los ejecutivos consideran que la inteligencia artificial mejora el desempeño del trabajador y crea trabajos.

El aprendizaje automatizado es el factor principal de la IA . Es el concepto de hacer que las computadoras aprendan a partir de los datos con programación mínima.
El aprendizaje automatizado funciona con datos estructurados para identificar patrones y ofrecer perspectivas. Los ejemplos cotidianos son recomendaciones personalizadas de servicios , como Amazon y Netflix. En el ámbito financiero, el aprendizaje automatizado predice créditos negativos, identifica solicitantes arriesgados y genera calificaciones de crédito.

Ventas: Puede analizar información de correos electrónicos, calendarios y datos de CRM para recomendar acciones de manera proactiva, como la mejor respuesta por correo electrónico para seguir adelante con un trato.

Servicio: Puede clasificar casos de manera automática y dirigirlos de manera inteligente hacia el agente de servicio indicado.

Marketing: Puede calificar de manera inteligente la probabilidad de que un cliente abra un correo electrónico, se suscriba a un boletín o haga una compra.

El Aprendizaje Profundo es la IA que usa algoritmos complejos para realizar tareas en los dominios en los cuales realmente aprende el dominio con poca o nula supervisión humana. En esencia, la máquina aprende a aprender.
Aunque hay mucha experimentación emocionante ocurriendo con el Aprendizaje Profundo, la mayoría de las aplicaciones prácticas con las que usted está familiarizado están basadas en el análisis de imagen. Con el análisis de imagen, una computadora aprende a clasificar imágenes aleatorias mediante el análisis de miles de millones de otras imágenes y sus puntos de datos. Por ejemplo, las aplicaciones del cliente como Google Photos y Facebook usan el aprendizaje profundo para alimentar el reconocimiento de rostros en las fotos .

Ventas: Puede analizar imágenes de productos relacionadas a un trato y usar esa información para sugerir las mejores oportunidades de ventas.

Servicio: Puede analizar imágenes de un producto relacionadas a un caso de servicio y usar esa información para clasificar el caso y dirigirlo al agente indicado.

Marketing: Puede analizar imágenes en Facebook, Pinterest y Twitter para sugerir las mejores visualizaciones para una próxima campaña de publicidad. Incluso puede identificar marcas en las imágenes sin importar si se mencionan o no en el texto.

El PNL es la Inteligencia Artificial que reconoce el lenguaje y sus distintos usos y reglas gramaticales mediante la identificación de patrones dentro de grandes conjuntos de datos.
Una aplicación del PNL que está ganando terreno es el análisis de sentimientos en las redes sociales. Las computadoras usan algoritmos para buscar patrones en las publicaciones de los usuarios de Twitter, Facebook u otras redes sociales para entender cómo se sienten los clientes acerca de una marca o un producto específico.

Ventas: Explorando el texto de los correos electrónicos intercambiados con los clientes para estimar la probabilidad de una posible venta; detectando las mejores posibilidades de tratos; identificando los tratos que un equipo tiene mayor riesgo de perder y ofreciendo acciones recomendadas para mejorar el proceso de ventas.

Servicio: Respondiendo de manera más eficiente a los correos electrónicos de los clientes mediante el análisis del contenido escrito.

Marketing: Analizando los sentimientos en los textos para entender cómo se sienten los clientes acerca de su marca o productos en específico.